13 de mayo de 2012

El rayo verde.


   La leyenda del “rayo verde” cuenta que en la puesta de sol, sólo aquellas personas que estén verdaderamente enamoradas, pueden verlo. ¿Es esto solamente una leyenda? O hay algo de realidad en ella. 


Exif: f8, ISO400, 1/1000seg.
   Olimpus E-520, 425.0 mm (equivalencia 35 mm: 851 mm)




   El rayo verde existe y se puede ver, durante el orto o puesta de sol (el orto al amanecer, en este caso) como un punto de luz verde por encima del sol. Suele tener una longitud de unos poco grados, con una duración de hasta dos segundos. Para que se produzcan se necesitan unas condiciones atmosféricas muy particulares, por lo que son muy poco vistos. 


Exif: f8, ISO400, 1/1000seg.
   Olimpus E-520, 425.0 mm (equivalencia 35 mm: 851 mm)



 
   El Sol ya se ha escondido  por debajo del horizonte real, pero por efecto de la refracción, el camino óptico de la luz solar se ve curvado, de manera que seguimos viéndolo. Al amanecer no habría salido pero ya puede ser visto por la curvatura que se crea en la luz. Además, debido a la fuerte dispersión, es posible ver las componentes roja y verde separadas.

Exif: f8, ISO400, 1/1000seg.
    Olimpus E-520, 425.0 mm (equivalencia 35 mm: 851 mm)



 
    La refracción de la atmósfera provoca que la luz a longitudes más cortas (más azules) sufran mayor desviación que las más largas (más rojas) cuando el Sol está cerca del horizonte, debido a que su recorrido es muy superiora cuando el Sol está en lo alto del cielo. Esto provoca que sean vistas en distintos planos las diferentes longitudes de honda separadas, previamente por la dispersión. Si además hay algo de neblina en el aire, el fenómeno se ve reforzado. Por tanto, los colores violeta y azul tienden a ser eliminados.

Exif: f8, ISO400, 1/1000seg.
   Olimpus E-520, 425.0 mm (equivalencia 35 mm: 851 mm)



Mi lista de blogs

Seguidores

Páginas vistas en total

Etiquetas

Archivo del blog

Más vistas último mes.

Entradas más vistas