8 de abril de 2015

Torre de Guadalmesí.


   En la Edad Media, como complemento del sistema defensivo formado por castillos y fortalezas y una milicia que recorría a caballo la costa a diario, se construyó un rosario de torres vigías que jalonaban la zona costera desde Ayamonte a Gibraltar. Una de estas era la torre de Guadamesí. En días claros, en el estrecho de Gibraltar se puede ver el otro lado con el pico Yebel Musa, con sus más de ochocientos metros





   La torre de Guadalmesí (también llamada de Guadalmedina) es una torre almenara situada en la orilla norte del estrecho de Gibraltar, en el término municipal de Tarifa, incluida dentro del parque natural del Estrecho. se alza sobre un montículo inmediato a la orilla del río del mismo nombre, en la costa del municipio de Tarifa, provincia de Cádiz.





   El director de fortificaciones Luis Bravo de Laguna ordenó en 1577, en un viaje de inspección encargado por Felipe II, la construcción de una torre en la boca del río de Guadamecie, a donde suelen venir a tomar agua los enemigos, porque el mes de agosto no hay otra por allí, con dos guardas y dos falconetes para estorbarles el hacer el aguada; esta torre ha de ser en la parte de Levante entre Tarifa y Gibraltar y sin ella no se podría responder a Gibraltar, porque Tarifa está metida en la tierra un poco adentro y no puede ver ninguna humada de las que hiciere la costa de Gibraltar Tras aprobarse su construcción en 1577 ésta comenzó en 1588 desconociéndose la fecha precisa en la que terminaron sus obras aunque con toda probabilidad fue antes del cambio de siglo.
    Se puede ver una versión en color/blanco y negro, desplazando el ratón por la imagen.    





   A principios del siglo XVII se la calificaba como buena torre, estableciéndose su dotación militar como en la torre de la Peña. Fracasado el último intento sobre Gibraltar en 1782, la febril actividad en el Estrecho se volvió tranquilidad, a pesar de los sinsabores de la guerra con la República Francesa. En 1796, el mismo año del cambio de alianza que realiza España al firmar el Primer Tratado de San Ildefonso con los franceses, esta torre sólo contaba con un cabo y un soldado de guarnición, aunque el informe de Ramón de Villalonga de ese mismo año sostenía que su guarnición debería constar de un sargento, un cabo y ocho soldados de infantería, mientras que el cuerpo de guardia, al pie de la torre, debería tener un cabo y cuatro hombres de caballería. Por tanto, su dotación real resultaba exigua para las necesidades de la defensa.
    Se puede ver una versión en color/blanco y negro, desplazando el ratón por la imagen.    





   Finalizada la Guerra de la Independencia, que acabaría desmantelando buena parte del conjunto defensivo de estas costas, esta torre y su cuerpo de guardia seguían en pie, el cuerpo de guardia para media docena de hombres y la torre, aunque con la mayor parte de sus muros en buen estado, precisaba de reparaciones por importe de dos mil reales en 1821.





   Corresponde al modelo de torre almenara de tiempos de los austrias. Es de planta es circular, cuerpo cilíndrico y notable alambor en su base, sobre plinto. En su interior hay una única estancia abovedada, y terrado a la barbeta abocelado. Un bocel rodea el terrado, marcando la altura del pretil. Presenta dos puertas-ventanas en su tercio superior, orientada una al sur, hacia el mar, y otra al norte, a la sierra. Su altura es de unos quince metros.





   Por su cercanía al continente Africano es utilizado por las aves migratorias durante los periodos de migración, por lo que resulta un punto ideal para la observación de estas aves, fotografía o digiscoping. Para ello se ha construido un observatorio con paneles informativos.


Referencias: Wikipedia: Torre de Guadalmesí

Mi lista de blogs

Seguidores

Páginas vistas en total

Etiquetas

Archivo del blog

Más vistas último mes.

Entradas más vistas