1 de noviembre de 2013

Acueducto del Águila.

    El Acueducto del Águila, conocido como Puente del Águila por los vecinos de Maro, fue construido, entre los años de 1879 y 1880, para transportar agua a los molinos de la antigua fábrica de azúcar de San Joaquín. Azucarera de Maro. Fabrica de azúcar de San Joaquín.
    Se puede ver una versión en color/blanco y negro, pasando el ratón por encima de la imagen.    





   La industria del azúcar es una voraz consumidora de agua, por lo que los promotores del acueducto fueron a por las aguas donde hasta en verano no faltaban: el nacimiento de Maro, a poco más de un kilómetro a levante. El manantial de Maro se encuentra situado a seiscientos metros al suroeste de la Cueva de Nerja -a un kilómetro de nuestro acueducto casi al pie de la carretera de Almería- y dentro del denominado acuífero de las Alberquillas.
   El manantial tiene un caudal medio de 168 y sus aguas, aún con un alto índice de calcio y sulfatos, tienen un agradable sabor. La acequia que discurre por la coronación del acueducto, de 65 centímetros de calado y otros tantos de anchura deriva un caudal medio aproximado de 100 litros por segundo.
    Se puede ver una versión en color/blanco y negro, pasando el ratón por encima de la imagen.    





   El promotor de la obra fue Joaquín Pérez del Pulgar y Ruiz de Molina, abogado granadino casado con María de las Mercedes Blake Monsegur. El nombre de ésta última sería adoptado por la colonia agrícola, denominada “de las Mercedes y Maro”. Una de las hijas del matrimonio, María del Carmen Pérez del Pulgar y Blake, se casó con el abogado sevillano Rafael de Chaves y Manso, marqués de Tous, de la Cueva del Rey, y conde de Casa de Chaves, personaje que tuvo una destacada intervención en los diseños del acueducto.
    Se puede ver una versión en color/blanco y negro, pasando el ratón por encima de la imagen.    





   Aunque sin datos documentales, la obra se atribuye a Francisco Cantarero Martín, , hijo de una conocida familia de Nerja de antecedentes antequeranos y que, al parecer, cursó los estudios de arquitectura. Al parecer, fue el padre del que fuera alcalde de la villa, Francisco Cantarero Rodríguez, ingeniero de minas y artífice de la traída de aguas a Nerja del manantial de La Santa. que levantó una estructura de 118 varas de ancho por 62 de alto, utilizando un sistema de arcadas distribuidas en cuatro niveles compuestos respectivamente por 2, 6, 11 y 17 vanos formados por arcos de medio punto peraltados, todos de 1,70 m. de radio, más profundos los inferiores, y reduciendo su bóveda en los niveles más altos.
    Se puede ver una versión en color/blanco y negro, pasando el ratón por encima de la imagen.    





   La estructura se remata con un pináculo situado en el centro, sustentado por un prisma de ladrillo en el que se abren dos pequeños arcos de medio punto. Sobre el pináculo se erige una veleta con forma de águila bicéfala. El caudal del acueducto continúa aprovechándose para el riego agrícola. Conscientes de su deterioro, en el año 2001 la Junta de Andalucía financió la redacción de un proyecto de intervención que, impulsado por el Ayuntamiento de Nerja, pretende garantizar la recuperación y conservación del monumento.
    Se puede ver una versión en color/blanco y negro, pasando el ratón por encima de la imagen.    




Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

Mi lista de blogs

Seguidores

Páginas vistas en total

Etiquetas

Archivo del blog

Más vistas último mes.

Entradas más vistas